Inyección intracitoplasmática de espermatozoides

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides o ICSI (del inglés intracytoplasmic sperm injection) es una técnica de reproducción asistida que consiste en la fecundación de los ovocitos por inyección de un espermatozoide en su citoplasma mediante una micropipeta, previa obtención y preparación de los gametos con el fin de obtener embriones que puedan transferirse al útero materno. Con esta técnica se prescinde de la reacción acrosómica (unión del espermatozoide con la zona pelúcida, penetración de la zona, unión y fusión del espermatozoide con el oolema).

Medicina reproductiva

Existen diferencias entre esta técnica y la fecundación in vitro clásica. Los pasos anteriores y posteriores a la inseminación son los mismos para una fecundación in vitro clásica sin ICSI, sólo cambia la técnica utilizada de inseminación. Para realizar la ICSI se necesita sólo un espermatozoide por óvulo, mientras que en una fecundación in vitro clásica sin ICSI son necesarios entre 50.000 y 100.000, ya que es el propio espermatozoide el que tiene que superar las barreras del óvulo para penetrarlo. Una vez fecundado, el óvulo se convierte en un preembrión y se transfiere al útero para que pueda continuar su desarrollo.

La mejor Tecnología Europea en Interfiv

InterFiv cuenta con los últimos avances tecnológicos en procesos de fecundación invitro y técnicas reproductivas. Toda nuestra maquinaria ha sido fabricada y comprada en compañías Europeas con más de 30 años de experiencia. Nuestras instalaciones cuentan con certificados de calidad, garantizando así la máxima eficacia y salud durante los procesos médicos.

ver sobre nosotros
  • img
  • img
  • img
  • img