¿Cómo es el proceso?

1. Estimulación de los Ovarios

Comienza con tu regla y dura unos 8-10 días. Los ovarios se estimulan dando una medicación inyectable subcutáneaque te enseñamos a administrarte tú misma.
Tendrás que venir a la clínica 2 ó 3 veces durante este periodo para hacer ecografías y análisis de sangre que nos permitan vigilar la estimulación de los ovarios y decidir el día adecuado para extraer los óvulos.

2. Extracción de los Óvulos bajo sedación

Bajo sedación, para que no tengas ninguna molestia, recuperamos los óvulos pinchando los ovarios con una aguja fina a través de la vagina y con la ayuda de un ecógrafo.
Tardamos 5-10 minutos en extraerlos. Ese día debes hacer reposo absoluto, en la consulta durante 2 horas, y luego en casa.

3. Vitrificación de los Óvulos

Las biólogas vitrifican los óvulos en el laboratorio y los introducen rápidamente en contenedores de nitrógeno líquido. De esta manera los ovocitos conservan sus propiedades actuales hasta que tú los necesites. A partir del día siguiente a la recuperación y vitrificación de los óvulos podrás hacer una vida normal.

¿Por qué vitrificar Óvulos?

La vitrificación de óvulos es un sistema de congelamiento en el que éstos se enfrían alrededor de 600 veces más rápido que en la congelación convencional. En sólo un instante los óvulos pasan de la temperatura ambiente a la temperatura ambiente a la temperatura del nitrógeno líquido, que es de -196·C.

A partir de los 30 años, la fertilidad de la mujer disminuye a una probabilidad mensual de embarazo por debajo del 20%. Con 35 años, esta probabilidad es del 15%, y a partir de los 40 está por debajo del 8%. Esto sucede porque los óvulos, con la edad, disminuyen en número y calidad, generando menos embarazos, más abortos, y un mayor porcentaje de anomalías en los niños nacidos.

Hoy en día es posible plantearse una vitrificación o congelación de óvulos antes de que la fertilidad empiece a disminuir. Esta decisión se puede tomar de forma temprana, con el objetivo de que la probabilidad de ser madre, en un futuro, no se vea limitada por el tiempo que hemos decidido darle al estudio, o a otros proyectos profesionales o de vida. En otras ocasiones, la decisión se toma a los 30-35 años al no haber encontrado, hasta ese momento, a la persona adecuada con la que compartir el proyecto de familia.

La vitrificación te permite conservar tus óvulos, en nuestro laboratorio, con la calidad y características de la edad que tienes al congelarlos. A partir de esa congelación tú podrás decidir cuando ser madre, sin sentir la presión que puede generar, sobre tus relaciones afectivas o tu trabajo, saber que cuanto más esperes a quedarte embarazada más difícil lo vas a tener.

1. Por ahora no es el momento

Sabes que quieres ser madre, pero el momento o la persona adecuada con la que compartirlo no acaba de llegar. Necesitas algo más de tiempo y no quieres que se reduzcan tus posibilidades de tener un hijo sano en el futuro.

2. Porque estás creciendo profesionalmente

Estás en plena expansión profesional, y la maternidad no tiene cabida en tu presente, pero no quieres renunciar a poder ser madre en un futuro con tus propios óvulos, sin necesitar óvulos de donante.

3. Porque vas a superar tu enfermedad

El tratamiento contra el cáncer puede tener efectos negativos sobre tu fertilidad futura. Vitrificar óvulos antes de empezarlo te va a permitir tener óvulos sanos y ser madre tras superar tu enfermedad.

La mejor Tecnología Europea en Interfiv

InterFiv cuenta con los últimos avances tecnológicos en procesos de fecundación invitro y técnicas reproductivas. Toda nuestra maquinaria ha sido fabricada y comprada en compañías Europeas con más de 30 años de experiencia. Nuestras instalaciones cuentan con certificados de calidad, garantizando así la máxima eficacia y salud durante los procesos médicos.

ver sobre nosotros
  • img
  • img
  • img
  • img